Maratón de Venecia [22.10.2017]

Por César Leboso Ferreiro: 

El viernes 20, a las 4:00 horas, salimos rumbo a Venecia Diego y yo, junto con mi mujer Tita y Patri y, a las 11:10 horas ya estábamos en Mestre, una ciudad dormitorio enfrente de Venecia.

Después de dos días recorriendo la ciudad, llegó el momento: era ya el domingo 22, el día del Maratón. Nos levantamos para coger el bus a Stra que era donde la salida tenía lugar  en una villa llamada Pissani, con unos jardines de ensueño al lado del río Brenta. Estábamos en distintos cajones de salida pero Diego decidió ponerse primero en su cajón y yo último en el mío para poder juntarnos.

Y por fin el ansiado disparo de salida, con calma y tranquilidad caen los kilómetros bordeando el río en un llano y precioso recorrido. Fuimos juntos hasta llegar al medio maratón, donde Diego decidió conservar fuerzas y yo me fui hacia adelante hasta el km 30, a partir de ahí me acordé de los que me habían dicho que era llana de todo… Empieza la rampa del puente de entrada al parque de San Giuliano, unas vueltas al parque y subida al puente de la Libertad, que en el último tramo es con ligera subida.

Llega la entrada en Venecia y quedan 3 kilómetros. Cuando cruzo el primer puente de los catorce que nos quedan llevo 3 horas y 27 minutos y veo esas vistas espectaculares  que quedarán en mi memoria para siempre. En la  plaza de San Marco la gente se agolpa gritando “bravi “, una vuelta a la plaza y algún puente más para enfilar la meta y darse cuenta que lo vivido es irrepetible y que lo que cuenta es correr y pasarlo bien.

El siguiente será… en otra parte del mundo…

Resultados:

  • Puesto 2222 – 03:52:07 – Cesar Leboso Ferreiro
  • Puesto 3430 – 04:12:55 – Diego López Fernández