40 Maratón de Madrid

Por Camilo Baranda Valeiras:

El pasado domingo 23 de abril tuve la gran satisfacción de correr el Maratón de Madrid, una prueba que me encanta y en la que me estrené hace ya cuatro años.

En aquella ocasión los resultados no fueron los deseados, aunque tampoco sabía que era un Maratón tan duro, solo tenía la experiencia de A Coruña y Oporto.

La vida me dio otra oportunidad en esta 40ª edición del Maratón, en la que yo y unas 35.000 personas más (repartidas entre las distancias de 10 km, medio maratón y Maratón) tomamos la salida a las nueve de la mañana en la Plaza de Cibeles; una mañana soleada y algo fresquita al inicio de la carrera.

Recorrimos las zonas más emblemáticas de Madrid: Paseo de la Castellana, Gran Vía, Puerta del Sol, Palacio Real,… en medio de un gran ambientazo, un montón de gente animando para compensar la dureza del recorrido.

Me olvidé del tiempo y me dediqué a controlar sólo las pulsaciones. A las 3 horas y 52 minutos estaba cruzando la meta en el Parque del Retiro.

Satisfecho: sí, muy satisfecho.